0

Quintanilla de Arriba

Publicado por el .

A menos de 50 kilómetros de Valladolid encontramos un pequeño pero pintoresco pueblo llamado Quintanilla de Arriba, que cuenta con poco más de 200 habitantes.

Aguas arriba del río Duero y en la margen izquierda se localiza Quintanilla de Arriba, con casas de piedra y tapial de uno y dos pisos. Sus tierras son muy fértiles invitando a practicar durante los tiempos de cosecha.

Su iglesia parroquial de Santa María fue construida en el siglo XVIII. Consta de una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y cuenta con una airosa torre de estilo neoclásico. En el retablo mayor, barroco del siglo XVIII, es de reseñar la imagen titular, una Asunción de la Virgen que puede atribuirse al escultor de Medina de Rioseco, Tomás de Sierra. La decoración del presbiterio se complementa con dos hornacinas colaterales en las que destaca el molduraje exterior de estilo rococó. En la nave de la Epístola se puede ver un pequeño retablo del XVIII, con dos columnas salomónicas, realizado en madera de nogal sin dorar, incrustado en otro retablo rococó del XVIII, y que pudo hacer las veces de expositor. En la sacristía se conserva una Anunciación cuyo estilo está próximo al de Diego Valentín Díaz. Entre la plata destaca una Cruz procesional plateresca realizada por el platero de Peñafiel, Gabriel de Segovia.

También cuenta con una Ermita del Cristo y en una era próxima al pueblo, una Cruz de piedra del siglo XVI con un Crucificado en su centro, cruz que contrasta contra el perfil romo de los cerros por donde se encaja la Ribera del Duero.

La mejor fecha para visitar Quintanilla de Arriba es la celebración de la festividad de la Virgen del Rosario el 7 de octubre para la que se hacen campeonatos de tanga y calva y un almuerzo en las bodegas del pueblo.

Foto Vía: elnortedecastilla.es


Escribe un comentario