0

Simancas, un verdadero imperdible de Valladolid

Publicado por el .

Uno de los pueblos con paisajes maravillosos que encontramos en Valladolid es Simancas. Sus ríos y llanuras son tan hermosos en invierno como en verano.

Una visita a este pueblo es casi obligatoria, no sólo porque se encuentra a menos de 20 kilómetros de Valladolid, no sólo porque el paisaje natural es encantador, también porque las construcciones forman un casco histórico artístico, la gastronomía es exquisita y la que nombre al pueblo es impresionante.

Dicen que dicen, que durante el siglo IX el emir Abderramán II solicitaba que le regalen 100 doncellas cristianas y 7 de ellas deberían llegar desde Simancas. En una de tantas veces, las 7 doncellas elegidas decidieron cortarse una mano para burlar el tributo. Cuando las muchachas fueron presentadas al señor que las elegía, este dijo: “Si mancas me las dais, mancas no las quiero”.

Simancas fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1975, recorriendo sus calles descubrirá interesantes escudos y portadas. El hospital, la Plaza Mayor y el ayuntamiento están construidos en estilo neoclásico pero quizás el edifico que más llama la atención es el templete del labrador ornado con 7 manos de bronce haciendo referencia al escudo de la villa y su leyenda.

También allí encontrará el Mirador desde el que podrá ver el puente de piedra y las vegas del Pisuerga y el Duero que se unen a pocos kilómetros de Simancas.

Es imprescindible conocer el Castillo que fue construido en el siglo XV y utilizado como cárcel destinada a personajes ilustres. En el siglo XVI se lo convirtió en archivo por lo que fue reformado en su interior pero todavía guarda una estructura maravillosa.

Foto Vía: aytosimancas.es


0 comentarios

Escribe un comentario