0

Sieteiglesias de Trabancos

Publicado por el .

Desde Valladolid podemos llegar a diferentes pueblos que por su antigüedad y belleza son ideales para pasar uno o dos días, o más si lo prefiere para disfrutar de la paz y las tradiciones de la provincia.

 A 57 kilómetros de la capital, en la comarca de Tierra del Vino encontramos un pueblo cuyo nombre nos da ganas de conocerlo, Sieteiglesias de Trabancos.

No encontrará problemas para hospedarse ya que hay un bonito hotel y varias casas rurales que se ubican en las diferentes parroquias de Sieteiglesias.

El paisaje es llano poblado de pinos y surcado por el río Trabancos. De tiempos antiguos conserva las ruinas de un castillo que, tiempo después fueron utilizadas como bodegas.

Su nombre indicaría que debemos buscar más de una iglesia, y los que saben aseguran que efectivamente las hubo. Hoy sólo se puede ver la bonita torre de la Iglesia Parroquial de San Pelayo.

La única nave está cubierta con bóveda de cañón sobre planta jesuítica. La capilla mayor tiene una falsa cúpula y guarda en su interior 4 retablos de estilo barroco y uno más, de un solo cuerpo con 3 calles separadas por columnas decoradas con vides y pámpanos. El protagonista del retablo es San Pelayo, acompañado por San Sebastián y San Isidro. Está rematado con la Asunción de la Virgen entre grutescos.

En la entrada del pueblo también se encuentra otro edificio, la Ermita del Cristo del Humilladero. En su momento fue construida alejada del resto del casco urbano pero los cambios en el pueblo terminaron por dejarla adosada al antiguo sanatorio, que luego fue una escuela y actualmente es un centro cultural.

La mejor época para visitar este pueblo es durante las fiestas a San Pelayo, desde el 26 de junio en la que se realizan encierros nocturnos y la procesión.

Foto Vía: Panoramio por jdelarosa


Escribe un comentario