0

Rubí de Bracamonte

Publicado por el .

Muchos son los pueblos que componen la Tierra de Medina, uno de ellos es Rubí de Bracamonte que se ubica a 50 kilómetros de Valladolid y nos regala la tranquilidad y belleza de sus paisajes.

De su historia más antigua se conoce una necrópolis romana cerca de Las Erias,en la que se encontró una tumba con todo su ajuar funerario.

Su principal construcción es la hermosa iglesia Parroquial de Santa María del Castillo construida en mole de sillería labrada con mano maestra, claro exponente de la vida próspera que tuvo este pueblo en los albores del siglo XVI.

Su planta estaba destinada a ser rectangular de salón, con tres naves de estilo ojival de una misma altura; éste es el planteamiento de la cabecera y del primer tramo de la iglesia, que se cubren con una rica crucería estrellada con múltiples nervios. Los otros dos tramos se techan con bóvedas barrocas decoradas con labores de yesería.

En su interior guarda un retablo mayor barroco, de aire clasicista, compuesto por un zócalo, cuerpo principal con cuatro columnas de fuste estriado y capitel corintio, cornisa, friso decorado con cogollos y remate. Sirve de marco a alrededor de una docena de pinturas notables de principios del siglo XVI, con diversas escenas entre las que tiene un lugar de honor la Virgen entronizada con el Niño que preside el retablo. Una parte de estas pinturas, en concreto las escenas que representan el Abrazo en la Puerta Dorada, el Nacimiento de la Virgen, la Anunciación, la Purificación, la Adoración de los Reyes y las efigies de Isaías, San Juan Bautista y Santiago, pertenecen al Maestro de Portillo.

La mejor fecha para visitar Rubí de Bracamonte es el 13 de junio para celebrar a San Antonio de Padua.

Foto Vía: Flickr por albtotxo

 


Escribe un comentario