0

Olivares de Duero en los Páramos de Esgueva

Publicado por el .

Un sitio a menos de 40 kilómetros de la capital, ideal para tomar unos días de descanso del ruido de la ciudad y disfrutar de las tierras de los Páramos de Esgueva.

Olivares se sitúa ya en pleno valle del río Duero. En el siglo XIV era propiedad del Abad de Valladolid y formaba parte de la Merindad del Infantazgo de Valladolid. El soberbio puente que cruza el río Duero es obra de finales del siglo XVI, en la que intervinieron los arquitectos Felipe de la Cajiga y Juan de Mates. Dentro de su casco urbano merece destacarse una casona noble situada en la plaza del pueblo.

Su monumento más importante es la Iglesia Parroquial de San Pelayo, de estilo gótico construida en piedra, de la segunda mitad del siglo XV, de tres naves cuyas bóvedas son crucerías estre lladas. Su puerta de ingreso tiene un arco carpanel cobijado por otro conopial y su torre un claro aire herreriano.

El retablo mayor, plateresco del primer tercio del siglo XVI, consta de banco, tres cuerpos separados por frisos decorados, nueve calles y remate. Las pinturas sobre tabla del banco y de las calles se han atribuido al Maestro de Olivares, del círculo de Borgoña, y su estilo es italianizante, mientras que las esculturas de la calle central (San Pelayo, la Asunción y el Calvario del ático) fueron realizadas por un maestro del círculo de Guillén de Holanda.

Entre la imaginería del lado de la Epístola hay que fijarse en un Cristo de mediados del siglo XVI próximo a Juan de Juni y entre la del lado del Evangelio en una Dolorosa del círculo de Diego Valentín Díaz, y en dos ángeles próximos al taller de Gregorio Fernández. De esta iglesia parroquial de Olivares es el conocido y angustioso Crucificado de Juan de Juni, realizado por este gran escultor hacia 1556 y que hoy puede verse en la Catedral de Valladolid.
Ermita de Nuestra Señora de Estrella

También será lindo conocer la ermita de Olivares de Duero está dedicada a Nuestra Señora de la Estrella. Es un edificio de piedra y tapial de una sola nave, con bóveda de cañón; se estima su construcción a principios del siglo XVII. Puerta a los pies en arco de medio punto. Su fachada de piedra en espadaña, exhibe dos bolas herrerianas. La imagen de vestir de la Virgen de la Estrella es una escultura del siglo XVII.

Otro de los sitios de interés es la casona de labranza en edificio singular, restaurada y convertida en hospedería con 14 plazas, sala de lecturas y biblioteca. Realiza actividades culturales y turísticas adecuadas al entorno.

Las mejores fechas para llegar a Olivares de Duero son las fiestas el 26 de junio, en honor a San Pelayo y para las dedicadas a la Virgen de la Estrella se celebra el sábado más próximo al 22 de septiembre.

Foto Vía: cyl.nortecastilla.es


0 comentarios

Escribe un comentario