0

Mélida, cerca de Peñafiel

Publicado por el .

En pleno arroyo del Botijas, Mélida es un núcleo de población con casas de adobe encaramadas en una pequeña colina, dejando entremedias un núcleo abigarrado de calles estrechas y retorcidas que te transportan al pasado.

El monumento más importante de este poblado es la Iglesia de San Cristóbal. Se encuentra en la parte más alta, y está realizada en piedra con una hermosa torre. Puede visitarse contactando con el Ayuntamiento.

Las mejores fechas para visitar Mélida son para celebrar a Santa Isabel el último fin de semana de julio. Sus fiestas, en honor a Santa Isabel, son el último fin de semana de julio, y en ellas no faltan los bailes y la música para animar al personal.

Muy cerca de este poblado está Peñafiel, un sitio turístico por excelencia donde podremos seguir disfrutando de la provincia.

El imperdible de esta zona de la Ribera del Duero son los vinos, que tienen denomiación de Origen Ribera del Duero. La Denominación de Origen Ribera del Duero se extiende a lo largo de 12.500 hectáreas de las provincias de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid, dedicadas al viñedo. A pesar de su juventud –el reconocimiento oficial se produjo en 1982– es seguramente una de las Denominaciones más prestigiosas y demandadas del mundo, a la cabeza en penetración de mercados internacionales.

La variedad dominante en sus viñas es tinta del país (también conocida como tempranillo, tinto fino o Cencibel), con otros palos tradicionales en la zona: Carbent Sauvignon, Malbec, Melot Garnacha y Albillo.
Elaboran tintos jóvenes, crianzas, reservas y grandes reservas. Son vinos longevos, de gran cuerpo y color peculiar.
La apertura de grandes bodegas, sobre todo en la provincia de Valladolid, y la incorporación de nuevas marcas, hacen de la Ribera del Duero una zona moderna y en constante evolución.

Foto vía:  cyl.nortecastilla.es


Escribe un comentario