0

Medina de Rioseco, paisaje, historia, arte y tradiciones

Publicado por el .

Llamada Ciudad de los Almirantes, y capital natural de la antigua Tierra de Campos, Medina de Rioseco se encuentra a 44 kilómetros de la capital y tiene una altitud de 733 metros; su población es de algo más de cinco mil habitantes.

Tiene una larga historia. Estuvo poblada por vacceos, celtas y romanos. A su tiempo, Juan II donó la villa a Alonso Enríquez, gran Almirante de Castilla, quien propició la obra de numerosos artistas que embellecieron la ciudad con sus monumentos. En 1632 Felipe IV le otorgó el título de Ciudad.

Vivió distintas vicisitudes históricas hasta que, en el siglo XIX, se construyó el Canal de Castilla, obra hidráulica que estableció en la zona la ruta verde que es hoy uno de sus principales atractivos turísticos.

De aquellos tiempos heroicos queda el casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico desde 1965, una joya de la arquitectura urbana, considerado como uno de los mayores legados patrimoniales de la provincia de Valladolid; también se conservan algunos lienzos de lo que fuera el recinto amurallado de la ciudad, y tres de sus seis puertas: la puerta de Ajújar, la de San Sebastián, que no formó parte de la muralla, y la puerta de Zamora, también conocida popularmente como la puerta de las Nieves.

En Medina de Rioseco hay muchos lugares interesantes para visitar; dentro de la ciudad son imperdibles sus antiguas y bien conservadas iglesias, así como el teatro principal; no dejaremos de recorrer sus bellos parques y jardines, y podremos también conocer la fábrica de harinas.

Medina de Rioseco tiene unas de las principales procesiones de Semana Santa de España, declarada de interés turístico nacional.
Otras fiestas son la de San Juan, el 24 de junio, y la Nuestra Señora de Castilviejo que se celebra en septiembre.

Antes de irse no olvide probar su cocina tradicional, pero en especial los productos de repostería.

Foto Vía: Medina de Rioseco.com


Escribe un comentario