0

Los 3 penares de Villardefrades

Publicado por el .

A poco más de 60 kilómetros de la capital vallisoletana, encontramos un pueblo de leyendas y tradiciones, de pasado romano y presente próspero.

 

Villardefrades Es un lugar ideal para quedarse unos días, ya que encontrará un hermoso hostal y sitios donde comer. Para llegar hay que tomar la N-601 para llegar a Medina de Rioseco y tomar la desviación que se indica hacia Toro o si lo prefiere tomar la A-62 hasta Tordesillas y luego la A-VI en dirección a Galicia.

Entre las leyendas que podrá pedir que le cuenten está la del Los castigos; se dice que el pueblo de Villardefrades sufrió 3 feos castigos por ser auténtico. El primero en tiempos del rey Fernando III El Santo, quien en el año 1230 pasó por el pueblo junto a su madre pero el pueblo no los recibió con el fervor que el rey esperaba, por lo que acusándolos de desacato mandó a cubrir las tierras con sal arruinando las cosechas por algún tiempo.

El segundo castigo fue causado por orden del Cardenal Cisneros, tercer inquisidor General de Castilla, quien ordenó tal fatalidad porque el pueblo se adhirió a una rebelión contra el rey que tenía por protagonista al Conde de Urueña pero, afortunadamente el castigo no fue cumplido en su totalidad y algunas casas del pueblo pudieron salvarse.

El tercer castigo llega en tiempos más cercanos, en el año 1951 cuando las esperadas lluvias de verano, ese año se volvieron torrenciales aguaceros que sin piedad llenaron al pueblo de agua. Afortunadamente no se lamentaron pérdidas humanas pero los daños a las propiedades fueron muy grandes.

El pueblo ser recuperó muy rápido de estos problemas y siendo cada día más bello y fuerte lo espera para un excelente fin de semana en la Tierra de Campos.

Foto Vía: Panoramio por MrHamster


Escribe un comentario