0

La Santa Espina, el Monasterio y el Embalse

Publicado por el .

La Santa Espina es uno de los pueblos de Valladolid que no debemos dejar de visitar, en especial si nos gustan los antiguos monasterios, los paisajes y la miel.

La Santa Espina pertenece a la comarca de Montes Torozos y se ubica 36 kilómetros de Valladolid, su gentilicio es castromontinos y se lo debe a la pequeña pedanía que surgió  en esas tierras en las que se practica la apicultura, logrando la más deliciosa miel.

De sus principales monumentos el más importante es el Monasterio que fue fundado en el año 1147 por los monjes cistercienses bajo el auspicio de Doña Sancha de Castilla, hermana de Alfonso VII.

Fue modificada su estructura en estilo renacentista en el siglo XVI y la fachada en el siglo XVIII del que sobresalen las torres culminadas por linternas. En el altar mayor se destaca el retablo de madera policromada que fue traído del Monasterio de Retuerta.

En una de las capillas de la iglesia reposan los restos de los fundadores y fue construida durante el siglo XIV en estilo gótico con bóveda estrellada; otra de las capillas está dedicada al Arcángel San Rafael y es donde descansan los restos de la familia de quienes promovieron la última restauración. Y finalmente está la capilla conocida como De la Reliquia y es donde se guardan las espinas que Jesucristo portó en su corona el día de su Pasión y Muerte, y que fueron donadas por Doña Sancha.

De sus recintos, la sala Capitular construida en el siglo XII es una de las mejores del Císter en España, se destacan también la sacristía y la biblioteca claustral.

No debemos perdernos una visita al Embalse de La Santa Espina para dar los mejores paseos.

Foto Vía: cyl.elnortedecastilla.es

 


0 comentarios

Escribe un comentario