1

Gastronomía Vallisoletana

Publicado por el .

 

botella-ribera.jpglechzao.jpg

 

 

La gastronomía vallisoletana se engloba dentro de la GASTRONOMÍA CASTELLANA. En ella ocupa un lugar preferente la carne y los asados; uno de los platos más típicos es el asado de lechazo condimentado con agua y sal y cocinado en horno de leña. Junto al lechazo, el cochinillo o el cabrito y los alimentos de la caza como perdices, codornices y conejo, se cocinan aquí braseados o escabechados. El queso de la zona se elabora con leche de oveja, lo que significa un fuerte sabor en varios grados de curación.

Naturalmente se trata de platos que necesitan para su completo disfrute del pan y del vino, dos elaboraciones que desde hace siglos se elaboran en esta zona. Se pueden degustar decenas de texturas de pan de cereal castellano. De ellos, el más famoso es el pan “lechuguino” pero también destacan el pan de picos o el cuatro canteros. En Valladolid pueden degustarse vinos de gran calidad como son los adscritos a las cuatro denominaciones de origen de la provincia vallisoletana: los tintos de la Denominación de origen “Ribera del Duero” los blancos de Rueda o los de la Denominación de Origen Cigales y la de Toro

Un buen postre empieza en Valladolid por la repostería salida de las manos artesanas de los conventos y se complementa con el café de puchero. Se puede acompañar de pastas artesanales, como los mantecados de Portillo (popularmente conocidos como zapatillas) o con los bizcochos de Santa Clara, los empiñonados, los buñuelos de crema o las almendras garrapiñadas.

Este post va dirigido principalmente a los lectores no residentes en Valladolid, para que conozcan nuestras excelencias culinarias; proximamente realizare una lista con aquellos bares y restaurantes en los que poder disfrutar de todos estos productos.


Un comentario

  1.   Elenita dijo

    Creo que sería de gran ayuda para los interesados en conocer nuestra cultura que se añadieran más fotos en esta sección.

Escribe un comentario