0

El Valle del Cuco, aromas, colores que llenan el alma

Publicado por el .

Al a 62 kilómetros al este de Valladolid en Curiel de Duero, encontramos este maravilloso espacio natural lleno de verde y vida.

Valle del Cuco

Para llegar, una carretera que lo comunica desde Peñafiel, de más está decir que los paisajes, los pueblos y la gente siempre enmarcada bajo la figura del Castillo que se ve desde cualquier punto de la carretera son imperdibles. La otra ruta directa es la que llega desde el núcleo de Roa de Duero.

Las características básicas del Valle del Cuco son interminables bosques de robles, encinas y pinares en lo que podrá recostarse para disfrutar de las aguas y si le agrada pescar algunas truchas.

El microclima del Valle del Cuco, de temperaturas moderadas todo el año, provoca una primavera temprana por lo que los almendros, sauces, álamos, fresnos, quejigos y olivos florecen con fuerza y los árboles frutales como las higueras, perales, cerezos o membrillos, entre otros desarrollan frutos hermosos. Entre las hierbas de ribera que crecen naturalmente se sorprenderá al descubrir en el aire los aromas del tomillo, el romero o el espliego. Los árboles más característicos crecen casi por grupos, en los páramos las encinas son casi exclusivas, en las zonas de pradera o en las laderas los robles y los pinos casi ni se mezclan.

La fauna terrestre, aérea y anfibia es variada, algunos dicen haber visto lobos, se sabe que hay jabalíes y otros mamíferos grandes, también hay lugares reservados para la caza de liebres, perdices y conejos. Hay tres especies de halcones, peregrino, real y ratonero; águilas, buitres y cucos… que llaman la atención por su bello plumaje en tonos de gris.

Un dato curioso ¿sabía usted que en los paises de América Latina el Cuco es un monstruo popular con el que se asusta a los niños a la hora de dormir, suele estar bajo la cama o dentro de los armarios?… pero no se preocupe, seguramente no está en este Valle.

Foto Vía: Sitio Oficial


0 comentarios

Escribe un comentario