0

El Museo del Cántaro, en Valoria la Buena

Publicado por el .

Valoria la Buena se encuentra entre los valles del Pisuerga y del Maderazo a poco más de 20 kilómetros de Valladolid.

Cántaros de España

Entre sus muchos atractivos encontramos el Museo del Cántaro, que exhibe una de las más importantes colecciones de alfarería tradicional española, siendo poseedor de la colección de cántaros monográficos única en España. Se encuentra en la Avenida Santiago Hidalgo número 13.

Tomando como punto de partida los cántaros de agua, este museo muestra la fascinante historia, técnicas, dotes románticas y memoria de este arte que está desapareciendo poco a poco.

En sus comienzos el cántaro era una pieza fundamental en la vida de los pueblos, se utilizaba para recoger, almacenar y transportar el bien más preciado: agua potable.

El Museo del Cántaro tiene dos plantas en las que divide su muestra. En la Planta Baja, que se divide, a su vez en 3 salas, se pueden ver los cántaros utilizados en Castilla y León, a través de sus ejemplares y figuras se conoce la historia y técnicas de elaboración siendo de gran atractivo la sala interactiva dedicada a la arqueología.

La Planta Alta, se dedica a los cántaros del resto de la península con piezas magníficas ubicadas por orden geográfico y zonas de influencia.

Estos cántaros reciben la influencia de las culturas árabe, ibérica o celta entre otras que formaron parte de la historia de cada región dándole a las piezas gran valor histórico y cultural.

En la Sala Central se pueden ver hermosos cántaros Árabes, Béticos, mediterráneos y del alto Ebro. En la Sala 1 aguarda la impresionante colección Bereber-Canaria, de la Cornisa Cantábrica, Pirenaicos y de Celtas-Gallegos. Y para finalizar en la Sala 2, los cántaros Manchegos y Extremeños.

También se conocerán los aspectos tradicionales que tenía el cántaro por ser un elemento tan importante, como el Cántaro de novia, ya que los mozos lo entregaban a las mujeres en señal de compromiso.

Foto Vía: Valoria la Buena


0 comentarios

Escribe un comentario