0

Cervillego de la Cruz, donde viven los Peñaflorinos

Publicado por el .

En la frontera con Ávila a 17 kilómetros de Medina del Campo encontramos un hermoso pueblo llamado Cervillego de la Cruz, que por algún motivo, que quizás los mayores del pueblo puedan explicarnos, tiene por gentilicio el término Peñaflorinos.

Su paisaje es uniforme y quebrado por algunos pinares y lavajos aislados,  instalados sobre una llanura suavemente ondulada con pendientes muy pequeñas.

Su construcción más importante es la Iglesia Parroquial dedicada a San Juan Degollado, que cuenta con una fábrica estimable del último tercio del siglo XV.

Su estructura interior es de tres naves cubiertas con bóvedas revestidas de yeso, aunque los pies del templo y la torre se vinieron abajo hace tiempo. En el exterior cuenta con muros de mampuesto y ladrillo decorados con arquerías ciegas de ritmo simple y belleza austera.

Su retablo mayor es del último barroco y está formado por un banco, un cuerpo con cuatro columnas decoradas con cabezas de serafines sobre placas, y remate. En la hornacina del paño medial recibe culto San Juan, flanqueado en los intercolumnios laterales por San José y San Joaquín con la Virgen Niña en los brazos. El remate está formado por una gran concha, con un Crucificado bajo dosel y un plafón rodeado de cabezas de serafines con la representación del Espíritu Santo.

Uno de los imperdibles en Cervillego es el taller de órganos que funcionaba entre los años  1755 y 1836, pertenecía a la familia Gil, siendo su fundador Ysidro Gil, natural de Muriel de Zapardiel. En 1790 se situó al frente del mismo su hijo Nicolás, el cual cedió su puesto a su hijo Joseph en 1805, ambos nacidos en Cervillego.

La pauta marcada por el fundador fue seguida por sus descendientes por lo que todos los órganos van a mostrar características muy parecidas: se trata de instrumentos de pequeño tamaño, casi estandarizados, pero que dieron buen resultado tal y como lo demuestran la cantidad de contratos realizados y el estado actual en que se encuentran algunos de ellos. Entre las provincias de Ávila y Valladolid se encuentran documentados un total de 37 órganos salidos de este taller.

Foto Vía: nortecastilla.es


Escribe un comentario